Afecta la ecografía 5D al embarazo/feto?

19.10.2021

Es una técnica sencilla, inocua e indolora. No implica una radiación ni exposición, por lo que es una práctica segura tanto para la embarazada como para el bebé. Las frecuencias de ultrasonido utilizadas en las ecografías son muy bajas, por lo que no perjudican al feto. En el transcurso de la ecografía no se observa que el bebé se altere, se excite o realice movimientos bruscos, así que el teórico calor generado por los ultrasonidos no lo percibe, es decir no es un microondas. Sí es cierto que cuando el embrión tiene muy pocas semanas, puede aumentar el calor local al aplicar el Doppler, pero solo si la prueba se extiende en el tiempo. 

Existe el mito de que las ecografías son peligrosas, ya que al funcionar con ultrasonido se dice que puede aumentar la temperatura de los tejidos.

Sin embargo, esta es una técnica inocua y muy sencilla que no presenta ningún peligro para el feto o la madre, debido a que no utiliza radiaciones ionizantes como los rayos X. De hecho, en la imagen no se observa ninguna alteración o movimiento brusco del feto.


La ecografía se utiliza desde los años 70 del siglo pasado y ha supuesto una revolución en el diagnóstico prenatal. Hoy es impensable no realizarlas para conocer el estado de nuestro bebé, e incluso para realizar terapia fetal.

Recuerdo los primeros ecógrafos con sondas enormes que colgaban del techo y cuyas imágenes dejaban mucho que desear. Hoy no sólo realizamos ecografías en 2D sino también en 3D y 4D, y podemos valorar los flujos de todos los vasos fetales y maternos, con imágenes muy claras y precisas.

Pero han surgido muchas dudas entre las mujeres embarazadas sobre la seguridad e indicaciones de la ecografía. Os aclaramos las cuestiones principales.